Historia

Al hablar de Archidona, no se puede referir solamente al bello cantón como espacio físico enmarcado en el paisaje amazónico, sino a su gente, cultura, tradiciones, abusos, triunfos, y cientos de anécdotas que a lo largo de los 455 años marcan su paso firme en el pasado, presente y devenir cósmico de su existencia.

También llamada zona del alto Napo al sitio donde los historiadores ubican en más de una oportunidad su fundación. Estuvo habitada por la denominada cultura Jondachi, según el padre Pedro Porras, a lo largo del Valle del río Misahuallí entre los ríos Cotundo y Jondachi, con una antigüedad que data de 10.000 años antes de Cristo (a.C), perteneciente al Período Precerámico. La fase Cotundo localizada en el tercio superior del río Misahuallí, a 600 msnm, data de 1.000 a.C – 300 a.C.

A lo largo del río Napo, desde Limoncocha hasta Nuevo Rocafuerte, se desarrolló la cultura Napo de 1.188 a 1.480 d.C.

Los habitantes originarios de estas tierras son los quijos, llamados también yumbos y alamas. “Con la llegada de los evangelizadores se los conoce como alamas hasta que se transforman en el hoy reconocido pueblo kichwa, merced a la declaratoria del Parlamento Indio Amazónico, en 1990” .

En la actualidad, el pueblo kichwa es el que ha permanecido y expandido su cultura a lo largo de toda la provincia.

La ciudad de Archidona ocupa un sitial especial en la historia de Ecuador. Fue la capital de la Gobernación de Oriente, y el lugar donde se obsesionaron los españoles por descubrir el país de la canela y la búsqueda del oro. También fue conocida como los “algodonales” en honor a las plantaciones que existieron. Inmediatamente después de la conquista organizaron varias expediciones militares y religiosas al oriente, para ingresar por la región de los quijos.

“En 1541, Gonzalo Días de Pineda penetró a la región oriental con miles de indígenas de la Sierra y fue seguido por Francisco de Orellana, quien descubrió el río Amazonas en 1542. Entre 1559 y 1563 se fundaron cuatro ciudades importantes: Baeza, Ávila, Archidona y San Juan de los Dos Ríos de Tena. Estas fundaciones dieron comienzo a la administración colonial de lo que se llamó la Gobernación de los Quijos, Sumaco y de la Canela” .

La dominación de los quijos se hizo a través del pago de tributos, con oro y algodón, y la evangelización cristiana mediante el establecimiento de doctrinas obligatorias y reducciones, que desencadenaría la resistencia indígena y algunas rebeliones como la de 1552 y las de 1567 al 1579.

En 1578 Jumandi en el conocido ‘levantamiento de los brujos’ incendia Archidona un 29 de Noviembre. Luego de los enfrentamientos Archidona se quedó despoblada y fue en 1638, con la entrada de los jesuitas, que se reconstruyó la ciudad y se convirtió en un importante centro eclesiástico.

Archidona fue la puerta de entrada de las misiones religiosas del Napo, Mainas y Marañón. Los jesuitas conservaron esta parroquia hasta 1768, fecha de su expulsión. La misión Josefina tomó la posta desde 1922.

En la vida republicana de Ecuador, en la presidencia de Gabriel García Moreno, se erigió la provincia de Oriente por Decreto Supremo el 11 de Mayo de 1861, fijando a Archidona como su capital.

Archidona debe su nombre al lugar de origen de su fundador, Bartolomé Marín, que nació en Archidona al sur de España, en la región de Andalucía. La palabra tiene algunos significados:

Según David Guevara, Archidona significa “abundante en dones y regalos”.

Para el ayuntamiento de Archidona de España, la traducción oficial es el de “Señora de las Alturas” . La palabra Archidona proviene del romano “arcis” y “domina”. Con el dominio árabe, el nombre se arabizó posteriormente en la palabra Arjiduna, hasta convertirse en Archidona.

Para el historiador David Guevara, la Archidona ecuatoriana, tiene al menos cinco etapas de fundación :

1560: Fue creada por Gil Ramírez Dávalos, según el historiador Padre Juan de Velasco.

1563: Fue fundada por Bartolomé Marín, conforme a estudios de Federico González Suárez, y otros investigadores , al norte de Cotundo en el sector de CURIYACU, donde se encontraban las minas de oro.

1570: Juan Mosquera reubica Archidona en un lugar llamado MONDAYACU, lugar conocido como los Algodonales.

1578: Sobre las ruinas, el capitán Rodrigo Núñez de Bonilla, edificó SANTIAGO DE GUADALCANAL, la tercera Archidona.

1743: El Padre Xavier Crespo, la ubicó en el sitio de RUCULLACTA, con el nombre de Nueva Archidona.

1875: El padre Manuel Guzmán la reedificó donde actualmente se encuentra ubicada.

1972: Por carecer de un calendario cívico de celebración y recordación, el Ilustre Municipio de Tena, decreta como día de la fundación de Archidona el 21 de abril de cada año, recogiendo el criterio de Juan de Velasco de erigir como fundador a Gil Ramírez Dávalos en el año de 1560.

1981: Archidona es declarado como cantón el 21 de abril. Su creación se da mediante Decreto Legislativo Nº 61 del 21 de Abril de 1981 y publicado en el Registro Oficial Nº 427 el 27 del mismo mes y año.

ImprimirCorreo electrónico